Mito o realidad: ¿la compra de libros físicos ha bajado? 

Fotografía sacada por Mi Biblioteca. Librería localizada en Concepción centro.
Fotografía sacada por Mi Biblioteca.

Todo amante de la lectura debe tener un libro en su poder, pero hay un rumor que se escucha en las calles: ya no se están comprando libros físicos. 

Muchos tópicos abrazan esta conjetura, tales como: los bajos niveles de lectura que en general tiene Chile, la batalla entre lo físico y digital, las nuevas tecnologías y como han “monopolizado” todos los mercados, los problemáticos PDF y muchos otros. Pero, ¿es acaso esto verdad?, ¿de dónde nace este supuesto?

Los orígenes de un rumor

A través de una revisión de material, se debe decir que este supuesto de los libros físicos y su venta comienza en los medios. Específicamente, en las noticias acerca de la baja de lectura y los puntajes bajos en cosas como el SIMCE. 

Mediante estudios como la prueba PIACC del año 2018, se calificó al 50% de los adultos chilenos como “analfabetos funcionales”. Además de otros antecedentes que nos han mostrado como personas con bajo interés en los libros. 

Sin embargo, en el estudio de Leer en Chile 2022: Estudio de Hábitos y Percepciones Lectoras, demostró que la lectura depende más allá de solo cuanto leen, sino que también del nivel socioeconómico, edad y género. A través de encuestas descubrieron que “un 70% señaló tener mucho o bastante interés por la lectura, mientras que un 27% tiene poco interés y un 3% declara no interesarle nada”. 

Muchas noticias giran en torno a la baja de la lectura y no al interés de esta. Y el interés, a su vez, lleva a la compra. Por ejemplo, una de las noticias más importantes acerca de este tópico (que suele aparecer al principio de las búsquedas) es: ¿Por qué los chilenos leen poco? Jóvenes autores creen que el problema puede empezar en los colegios. Una nota del medio Biobío Chile, donde se menciona un punto crucial, y es que gracias al Estudio Global GfK: Frecuencia en la lectura de libros, se señala que: “A nivel global, 59% dice leer al menos una vez a la semana, versus el 40% de la población chilena”. 

Aunque la nota es del año 2019, se usa un estudio del 2017, lo que en su momento estuvo bien, pero la mayoría de las personas se quedan con la percepción de aquellos años, cuando hoy en día, la pandemia genero grandes cambios en la comunidad lectora chilena.

La pandemia y las nuevas puertas que abrió a los libros 

Durante 2020, Editores de Chile dio a conocer el informe Necesidades en pandemia, acerca del área relacionada con la lectura y editoriales. En este caso, se vio que las ventas online subieron un 82% en las plataformas de las editoriales. Y así también confirman empleados y dueños de librerías en Concepción. 

Carlos Mellado, vendedor en la librería La Antártica, comentó: “Hubo un tiempo que se notó la baja de ventas por el tema de la crisis económica, pero de a poco se ha reactivado y últimamente se ha visto un disparo en el mercado, sobre todo después de la pandemia que ayudó en lo digital”.

Sin embargo, a través de otros vendedores hacen conocer su preocupación por el alza de los precios en el comercio literario, es decir, están entrando en tiempos de incertidumbre acerca del desarrollo de las ventas y compras. 

El tiempo de encierro por el COVID-19 demostraron que las nuevas tecnologías podían ser un aliado para las librerías. “Si ves a las tecnologías como un enemigo ya estás perdido, tienes que intentar transformarlas en tu amigo. Por ejemplo, nosotros antes de la pandemia no teníamos página web y ahora nos abrió un mundo. Al final, nos tenemos que ir adaptando para avanzar”, expresó Daniela Jaña, jefa de tienda de la librería Página 128. 

Además, han comentado el rol beneficioso que ha sido las redes sociales para la difusión. A esto se suma la comunidad, ya que han comenzado a hacer sus propias reseñas de los libros para el resto de los lectores. 

Sin duda, para estos dos integrantes de los lugares comerciales, los libros siguen manteniendo su gloria y clarifican que los jóvenes y adultos siguen siendo sus mayores consumidores. Al parecer, exclaman que las personas siempre vuelven porque nunca son suficientes libros que poseer.

La alternativa de los libros digitales

Muchas personas creen que las ventas han bajado por la opción que muchos usan: los PDF pirateados o libros digitales. ¿Pero, es realmente una pelea de rivales?

Pues, los mismos lectores de Concepción respondieron:  

Esta reñida pelea se debe a que “a pesar de que vayamos hacia allá hace rato, aun la gente prefiere los libros físicos porque más que nada, leer por PDF es muy cansador. Es la experiencia de leer e incluso oler el libro, que lo hace diferente”, así destaca otro vendedor, esta vez de la librería Jerplaz, René Ramírez. 

Así mismo, muchos lectores respondieron en esta encuesta de 66 personas, que la principal razón por la qué prefieren lo digital es por la accesibilidad. Lo que nos puede llevar nuevamente al punto del alza de los libros que puede detener esta compra física. 

En sí, la compra de libros físicos no ha bajado, sino que ha aumentado en los últimos tres años. De hecho, las visitas y ventas se mantienen en porcentajes positivos. 

Aun así, lo que preocupa es el alza de precios que puede detener este buen panorama de la lectura. Además, debemos mencionar la situación de muchas librerías que no han podido añadirse al mercado online. 

Muchos de los vendedores entrevistados para propósitos de este reportaje, han expresado su alegría de mantenerse estables. Y que, en realidad, lo que muchos creían era una batalla feroz contra los PDF pirateados de libros, no les preocupa. Lectura es lectura para ellos. La relevancia para estos sujetos entregados a la literatura radica más allá de una pelea superficial.

Sorprendentemente positivistas, valoran por sobre todo que las personas sigan leyendo porque entienden que es difícil el panorama económico. No les preocupa porque saben que siempre hay momentos para regalar o comprarse aquel libro que les conmovió el alma. 

Con todo dicho, podemos finalizar diciendo con seguridad que el rumor escuchado en las calles es un mito. Pero, hay factores que, sin duda, podrían convertirlo en realidad.

Para más contenido similar: Mi Biblioteca

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*