Letras femeninas: El auge de las mujeres en la literatura

Históricamente las mujeres han sido opacadas y menospreciadas dentro del arte de la literatura, siendo extraño que libros publicados por chicas lograsen destacar y llegar a ser exitosos. Muchas veces, si las mujeres tenían la suerte de poder publicar algo, era bajo un pseudónimo masculino, escondiéndose bajo la imagen de un hombre. En la actualidad, las cosas parecen haber cambiado y las mujeres parecen tener un auge en el arte de la escritura.

Grandes sagas como Los Juegos del Hambre o Crepúsculo han sido escritas por mujeres, y su éxito ha ido creciendo en los últimos años. Con adaptaciones al cine y grandes fanaticadas, es innegable la influencia que estas obras tienen. Y no sólo aquellas de esta década, sino que Harry Potter, la saga de libros más vendida en la historia, fue escrita por una mujer.

Años atrás, que las mujeres pudiesen dominar en este ámbito era impensable, hoy en día es una realidad. Según un estudio de Waldgofel, en 2020 las mujeres publicaban más libros que los hombres. Pero tanto como publican, venden. En la actualidad la competencia entre hombres y mujeres en la literatura es pareja, tanto en publicación como en ventas, lo cual es un gran avance para las escritoras. Pero no es la meta final, ya que los prejuicios en cuanto a las autoras continúa vigente.

El público

Es un hecho que las mujeres leen más que los hombres, así lo indican datos de la Federación de Gremios de Editores de España. No es un fenómeno de Europa únicamente, pues estudios realizados dentro de Latinoamérica han arrojado resultados similares, con mujeres lectoras de distintas edades.

Al realizar una breve encuesta a 40 lectores distintos, los resultados coincidieron con los estudios anteriores, pues casi un 70% de lectores pertenecía al género femenino. La encuesta también inquirió sobre sus preferencias respecto a los autores y su género, y si bien la mayoría no poseía preferencias, aquellos que sí mayoritariamente preferían leer a mujeres. Dentro de aquel 17% de preferencia por las autoras, todas las respuestas pertenecían a mujeres.

Considerando la gran cantidad de mujeres apasionadas por la lectura, no es una sorpresa que sean el público principal de las autoras. Un ensayo de la inglesa Mary Ann Sieghart revela que, en el Reino Unido, las diez autoras más vendidas son leídas en un 81% por mujeres. Incluso cuando los libros no son pensados únicamente en el género femenino, suelen terminar siendo las principales lectoras.

Tras visitar la librería de Concepción, Página 128, y hablar con una de las vendedoras, descubrimos que esta es una realidad bastante cercana. A pesar de su gran catálogo de autoras, muchos libros de ellas expuestos en vitrina y en las mesas, los hombres que visitan la tienda «se inclinan más por autores hombres». Las mujeres en cambio, compraban libros escritos tanto por un género como por el otro, con ciertas preferencias dependiendo de la edad. Esto no es únicamente una coincidencia, pues tiene una razón detrás.

Los prejuicios sobre la mujer

Al pensar en obras femeninas lo más probable es que a tu cabeza vengan títulos como Orgullo y Prejuicio, una obra romántica de Jane Austen, o Cincuenta sombras de Grey, la saga erótica de E.L James. La mayoría de mujeres escritoras se relacionan rápidamente con el romance o las cosas «de chicas», a pesar de su influencia en otros géneros. Dentro de la novela de misterio, Agatha Christie es una de las mayores exponentes, pero la imagen existente de las autoras opaca logros como este.

En la actualidad, las mujeres escritoras «no han sido tomadas en serio», comenta Lissette Valenzuela, una aficionada a la lectura. Los libros escritos por mujeres no son considerados de la misma manera que aquellos escritos por hombres. En géneros como la fantasía, los libros publicados por autoras suelen ser categorizados como juveniles, incluso si poseen temáticas maduras en ellos. La infantilización de la mujer es un problema en todos los ámbitos, «y el machismo de nuestra sociedad lo encontramos incluso en la literatura», concluye Lissette.

La brecha de autoridad

La poca seriedad con la que se trata a las mujeres no es un fenómeno propio de la literatura, sino que está presente en nuestra vida con más fuerza de la que creemos. La visión machista de la sociedad ha llevado a una infantilización de la mujer. Sin importar la edad que tengan, sus estudios o el ámbito laboral en el que se desarrolla, su trato no es igualitario a los hombres. La periodista Mary Ann Sieghart en su libro «La brecha de autoridad» explora este obstáculo para el liderazgo femenino.

Ya conocemos cómo el auge de las mujeres en la literatura se debe principalmente al consumo de parte de otras mujeres y los prejuicios de los hombres hacia ellas. En el libro de Sieghart, se discute sobre cómo las mujeres son subestimadas y que «no saben de lo que hablan». En comparación a los hombres, el trabajo de ellas es objeto de burla y desconfianza. Estos hechos se traducen también en el poco acercamiento de lectores hombres a los libros publicados por autoras.

Esta brecha de autoridad podría resumirse en que asumimos que los hombres son competentes, hasta que demuestren lo contrario, y al revés para las mujeres. J.K Rowling, la autora de Harry Potter, pudo conseguir el éxito en sus obras gracias a su seudónimo. Por otro lado, otras autoras de fantasía no tienen la misma suerte, siendo sus obras consideradas muy infantiles en comparación a las publicadas por hombres. Otros hombres van a priorizar las obras de autores por sobre las de mujeres exactamente porque no las toman en serio.

Los hombres deben intentar practicar la escucha activa cuando una mujer hable.  Es posible que descubran que tiene algo que decir.

Mary Ann Sieghart

Pasado y presente

En la actualidad, Isabel Allende, una escritora chilena, es la autora más leída en español. Un claro ejemplo del auge de las mujeres en la literatura, traducida a 42 idiomas y ganadora de un premio Liber.

Grandes obras han sido escritas por mujeres a lo largo de la historia. Frankenstein de Mary Shelley, Fin de viaje de Virginia Woolf o Mujercitas de Louisa May Alcott. El legado de grandes escritoras que le abrieron paso a otras mujeres hacia la literatura a día de hoy. Destacadas escritoras han podido llegar al éxito en la actualidad gracias a este auge que continúa en ascenso.

Podría interesarte leer: «El Segundo Texto: Las mujeres lectoras de la Biblioteca Municipal»

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*